Otro Blog del Grupo Noticias en Tweets »» Sígueme en Facebook Sígueme en Twitter Suscríbete a NT Youtube Suscríbete Gratis Síguenos en Google +

viernes, 10 de septiembre de 2010

José Rafael Ávila



Suscríbete a Parlamentarias 2010 vía Email

Divulgación Electoral
Candidatos a la Asamblea Nacional
Estado Carabobo
Circunscripción 5 ((Libertador y las siguientes parroquias de Valencia: Rafael Urdaneta, Negro Primero, Miguel Peña y Santa Rosa)
José Rafael Ávila


Autobiografía
Sus padres Juana Guadalupe Bello, maestra y José Rafael Ávila profesor de matemáticas, ambos oriundos del estado Falcón, le decían “terremotico”, por las circunstancias en las que se encontraba la capital de Venezuela al momento de su primera bocanada de aire.

Ávila, quien está casado con Yajaira Matute y es feliz padre de una hija María Auxiliadora (20), relata que se vino desde muy pequeño para Carabobo, hacia el municipio Libertador (Tocuyito).

Esa migración se debió a que su padre pertenecía al Partido Comunista, por lo que este se encontraba, entonces en la “lista negra” de los gobiernos del pacto de punto fijo.

“Mi papá fue perseguido político y en ese tiempo los gobernantes de la derecha utilizaban la desaparición física de los dirigentes de la izquierda. También mataban a los familiares de los luchadores para aterrorizar al pueblo”.

Del municipio Libertador, la familia Ávila se traslada a Valencia, en donde fundan el Barrio Bello Monte 1 (sur de la ciudad) con el pasar de los años se cambian a la Isabelica (Sur de Valencia). “Allí tuvimos que entrar casi a la fuerza al apartamento asignado porque no querían entregarlo”.

“DE TAL PALO, TAL ASTILLA”
Ávila asegura que la ideología de su padre influyó en el carácter crítico de su familia respecto a la situación de miseria y abandono de los pobres en Venezuela.

Recuerda que a los 12 años se metió “de frente” en la política. En La Isabelica se reunía con un grupo de adolescentes preocupados por el ambiente, por lo que formaron frentes de guardianes para la protección del cerro de Bárbula (Naguanagua).

Las brigadas juveniles se ocuparon durante ese tiempo en pelear por el cuidado de la cuenca del rio Cabriales. “Mi primer contacto con la política fue por ese interés por la naturaleza, especialmente por las cuencas hídricas, pues ya avizorábamos la destrucción que venía producto de las prácticas desarrollistas”.

Ya más adulto, se alista en la escuela de suboficiales del ejército. “Éramos un grupo considerable, para el Movimiento Bolivariano que recorría a las Fuerzas Armadas Nacionales. Para entonces se desato una persecución en contra del que hablara del Libertador y sus ideas emancipadores”.

Ahora como Candidato del Pueblo por del Partido Socialista Unido de Venezuela manifiesta admiración por Ezequiel Zamora, cuyo pensamiento considera fue barbarizado, pues la oligarquía y sus historiadores lo colocaron como un vándalo. “Pero nadie estudiaba a Zamora por su planteamiento militar y político. Zamora encarna la lucha de clases, por eso lo odiaban y lo odian los conservadores, es decir, la derecha”.

“Tomé la decisión de irme de baja en 1995. Me fui abrazando la lucha contra la corrupción practicada por algunos individuos dentro de las Fuerzas Armadas con el manto de esa falsa concepción de la disciplina, la cual rezaba que uno tenía que quedarse callado ante cualquier vagabundería”.

En 1997, luego de graduarse de licenciado en administración de empresas en la Universidad Fermín Toro (Anzoátegui), Ávila se encontraba envuelto en varios movimientos populares, y la batalla fue, por aquel momento, tratar de aglutinar fuerzas para respaldar al liderazgo de Hugo Chávez Frías.

“Cuando supimos que el comandante iba a ser candidato estábamos un grupo de luchadores en Anzoátegui. Desde allá comenzamos a trabajar por el proceso electoral que se aproximaba. Había conciencia de que a través del comandante el pueblo por fin tomaría el gobierno. Confiesa que nunca militó en ningún partido político, hasta que apareció en 1998 el Movimiento Quinta República (MVR) en Anzoátegui. En 2000 regreso a Caracas, y tras él la misma inquietud por solventar los problemas más sentidos de la población.


2002: UNA SOLA LUCHA
“En abril de 2002 nos incorporamos a la defensa del Gobierno Bolivariano. Logramos articular unas fuerzas entre la Guaira y Caracas. Estaban al frente el General Carneiro, el entonces coronel Carvajal, “El pueblo se movilizó junto a sus militares patriotas. Eso fue increíble, pues nunca se había visto un caso como este, es decir, un golpe y un contra golpe en cuestión de horas. El pueblo nunca debe olvidar esa sensación de victoria conjunta de esas horas”. Las tensiones no se acabaron en Abril, en Diciembre, Ávila acudió al llamado de los trabajadores de Pdvsa “para sacar de ésta los infiltrados y rescatarla del abismo donde la querían sumir”. “Entró a la industria petrolera al área de prevención de pérdidas. Allí empezamos a dar la lucha y luego me transfieren en 2005, a PEQUIVEN, donde laboro hasta hace algunos meses.

EMPUJE COMO LIDER
Más de 4.000 trabajadores lo escogen como vocero Nacional de los empleados petroquímicos. Esa experiencia, asevera Ávila, lo coloca en un verdadero trabajo de masas. “Con la clase proletaria es que se hace la Revolución. Por eso, esa experiencia fue excelente”.

En 2009 la militancia del PSUV lo elige como delegado por Carabobo al Congreso Extraordinario de este instrumento revolucionario. “Las bases me dieron esa responsabilidad y yo la asumí de manera disciplinada y con el compromiso de llevar el debate y la profundización de los planteamientos populares a Caracas”.