Otro Blog del Grupo Noticias en Tweets »» Sígueme en Facebook Sígueme en Twitter Suscríbete a NT Youtube Suscríbete Gratis Síguenos en Google +

jueves, 16 de septiembre de 2010

Chavismo ataca inseguridad a una semana del 26-S


José Gregorio Martínez
La Verdad


“Hoy, la Asamblea declaró prioridad de Estado combatir la inseguridad. Ayer, los diputados eliminaron el gasto en armas de guerra para destinarlo a la seguridad en la calle. Mañana será aprobada la ley de Desarme. Esta y otras noticias pueden ser realidad”, es el mensaje de un micro de Ciudadanía Activa, en el que aparece Ana Virginia Escobar en el estudio de El Observador ofreciendo un avance. Algunos de estos deseos parecieran estarse cumpliendo. Precisamente hoy, la Asamblea Nacional inicia la segunda discusión sobre la ley Desarme, la Policía Nacional se empieza a ver en las calles y hasta el presidente Hugo Chávez habla de la inseguridad. Sin embargo, Ismael García, diputado de Podemos y candidato a la reelección, asegura que se trata de pura campaña electoral.

“El Gobierno está pegado contra las cuerdas. Están desesperados y lo que demuestran es debilidad con pretender resolver el problema de la inseguridad a una semana de las elecciones, cuando nosotros hemos venido planteando esto en muchas ocasiones. Ya el Gobierno no logra imponer su agenda. Se inventaron lo de Chávez Abarca y se olvidó, montaron un show con el Cardenal y se les cayó. Los temas siguen siendo la inseguridad y la comida podrida de PDVAL. El país le está poniendo la agenda al Gobierno”.

El parlamentario asegura desconocer el proyecto de ley que será presentado hoy en plenaria para su discusión, a pesar de que, según el Reglamento de Interior y Debate, en su artículo 149 establece que “una vez recibido el informe de la comisión correspondiente, la Junta Directiva ordenará su distribución entre los asambleístas y fijará, dentro de los 10 días hábiles siguientes, la segunda discusión del proyecto, salvo que por razones de urgencia, la Asamblea decida un lapso menor”.


¡Que desarmen al PSUV!

Ismael García exige que el desarme de la población tiene que ser total y no discriminado. “Para hablar de ley Desarme primero tienen que desarmar al PSUV y sus milicias. También tiene que desarmar a las FBL (Fuerza Bolivariana de Liberación) a los paramilitares y a la guerrilla que opera en Venezuela y comete secuestros y extorsiona”.

Asegura el diputado por el estado Aragua que la delincuencia sobrepasó los límites y la falta de atención a ese problema por parte del Gobierno le ha afectado su popularidad; sin embargo, está convencido de que la gente “no come coba”. Según cifras que maneja, precisa que el Gobierno ha gastado 10 mil millones de dólares en compra de armas, lo que equivaldría a dos veces y medio más de los que se ha invertido en salud.

La Verdad intentó corroborar estas cifras y obtener la opinión de la parte oficial pero, por un lado, el diputado Darío Vivas, primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, no contestó el teléfono porque –según su asistenta- estaba en un recorrido de campaña por Antímano; y por otro, el diputado Juan José Mendoza, presidente de la Comisión de Defensa, responsable de la elaboración de la ley Desarme, se encontraba en una reunión.


La agenda es la inseguridad

Para la agencia internacional de noticias AFP, el problema de la inseguridad se convirtió en el tema esencial de la campaña para las elecciones parlamentarias del próximo 26 de septiembre, obligando incluso al jefe de Estado a abordar la situación públicamente cuando ha sido un tema evadido en la mayor medida.

La polémica fotografía de El Nacional, en la que se muestra una cruda realidad que se vive en las morgues del país, en este caso en la de Bello Monte, en Caracas, estremeció a los venezolanos y volcó los ojos del mundo hacia Venezuela, dando cuenta de la violencia que convierte al país en uno de los más inseguros del mundo, lo que Chávez negó recientemente. Pero las cifras oficiales que publicó posteriormente El Nacional dicen lo contrario, pues dan cuenta de 19 mil asesinatos ocurridos en el país durante 2009.

"La divulgación de las cifras del propio Gobierno hizo que el presidente cayera en cuenta de que el tema de la violencia es muy grueso y no responde a las políticas sociales (…) El Gobierno de manera muy hábil comenzó a mencionar un tema que ya no podía evitar y dijo que está tomando medidas”, señaló el sociólogo Ignacio Ávalos a la agencia AFP.

Con relación a la ley Desarme, el criminólogo Marcos Tarre indicó que las respuestas oficiales a la inseguridad "no son concertadas y no lograrán efectos sobre los problemas estructurales que generan la violencia. Por ejemplo, no plantean un control de la policía ni un sistema de atención a las víctimas".

Tarre también recordó que en 2006, en víspera de las elecciones Presidenciales, el Gobierno hizo su "esfuerzo más serio en materia de seguridad" al crear la Comisión para la Reforma Policial, pero esa iniciativa fue desechada meses después.