Otro Blog del Grupo Noticias en Tweets »» Sígueme en Facebook Sígueme en Twitter Suscríbete a NT Youtube Suscríbete Gratis Síguenos en Google +

martes, 14 de septiembre de 2010

MANUAL DE GUERRA CONTRA OPOSITORES

NELSON BOCARANDA SARDI
Runrunes
El Universal


Las instrucciones que desde las llamadas salas situacionales, tanto de Miraflores como del comando de campaña del PSUV, han girado a sus conmilitones son demasiado evidentes en todos los discursos rojos rojitos.

Denota la personalización total de la campaña en una confrontación hecha presidencial cuando no debería ser así. Esto indica muchas falencias en el equipo gubernamental, legislativo y de los estados. La presencia en imágenes a todo lo largo y ancho del país del rostro del comandante-presidente-caudillo en miles de pendones, avisos, vallas, comerciales y hasta en compras de los espacios de la Internet que tengan como origen una computadora desde Venezuela (compra hecha en millones de dólares a GoogleAds) para que su semblante aparezca entrometido en cada computadora o celular que se conecte con las páginas relacionadas con noticias venezolanas.
La lista es amplia en cuanto las órdenes impartidas: Esta es una elección presidencial. Obligándolos a aceptar que ellos individualmente no valen nada, la orden a los candidatos a diputados es afirmar en todos los eventos que esta es una elección con características presidenciales pues es al líder del proceso al que quieren cambiar, dañar, perjudicar y hasta matar.

En ningún aviso público, con la excepción de aquellos en los que toda la batería de candidatos para un circuito aparezca junta y sólo en medios impresos, deberán aparecer candidatos. Solo Chávez es quien aparecerá en todos los avisos, carteles, pendones y vallas. Acabar con la revolución y sus logros. Ellos quieren llegar a la Asamblea para echar abajo todos los logros de nuestro comandante presidente. Desde Barrio Adentro hasta Mercal. Comprobado que en los sectores más humildes, que de una u otra forma han tenido acceso a cualquiera de las "misiones", hay ese temor, dieron la orden de repetir hasta la saciedad, comenzando por los niveles más bajos de participación popular, la consigna que "la oposición eliminará todas las misiones comenzando por Barrio Adentro y siguiendo hasta las pensiones a trabajadores retirados y jubilados". Repetir lo que diga Chávez.

La importancia de repetir como loros, o focas aplaudidoras, todas las frases del presidente Chávez son casi el mandamiento rojo más repetido. "Quieren dividir al CNE. Plantear una crisis dentro del ente. Atacan diciendo fraude". Estas frases del caudillo comienzan a oírse al día siguiente de pronunciadas. Guerra verbal es válida. Obligan a seguir las palabras de Aristóbulo Istúriz: "Hay que demoler a la oposición" o las de Freddy Bernal: "O ellos o nosotros". Mientras más duros mejor. Hay que asustar al electorado opositor. El candidato yaracuyano a la AN, Braulio Álvarez, lanzó una consigna en ese rumbo: "Combatiremos a los empresarios que promueven el sicariato".

Días antes del 26S harán movilizaciones violentas con motos, patrulleros y colectivos por las "zonas escuálidas" con ese objetivo. Abusos de la oposición. Hay que incrementar los ataques a gobernadores y alcaldes opositores que "utilizan su investidura para llamar a votar por los candidatos opositores". El primer ataque fue contra el gobernador de Carabobo Henrique Salas Feo y su cuña televisiva. No ven la viga en el ojo del caudillo.

Los observadores electorales están con la oposición. Como las propias de "La Pandilla de las 4" en el Consejo Nacional Electoral advirtieron que no recibirían a delegaciones de observadores internacionales que no estén autorizadas por el ente electoral lo mismo se ordenó para desacreditar hasta los observadores locales.

Utilizando mamparas rojas rojitas, como la Federación Bolivariana de Estudiantes, arreciarán con las denuncias contra ellos y las ONG que los representen. Ya pidieron investigación contra Ojo Electoral con el fin de reconsiderar su acreditación como observadores. En su denuncia señalan que Ojo Electoral "en varios medios señaló que el ente comicial era muy débil como poder público por no ejercer su rol de árbitro de forma independiente". Esa verdad les dolió profundamente por la objetividad de la ONG.