Otro Blog del Grupo Noticias en Tweets »» Sígueme en Facebook Sígueme en Twitter Suscríbete a NT Youtube Suscríbete Gratis Síguenos en Google +

jueves, 2 de septiembre de 2010

Electores podrán llevar chuletas hechas por ellos


Yngrid Yohana Rojas
Ultimas Noticias


El rector Vicente Díaz, quien preside la Comisión de Participación Política y Financiamiento del Consejo Nacional Electoral, asegura que el ente comicial tiene múltiples mecanismos para informar al elector sobre cómo votar.


Las ferias electorales ya están desplegadas en todo el país.
Sí. Además de los 1.500 puntos distribuidos en todo el territorio nacional, donde la principal finalidad es enseñar a votar. También tenemos cuñas de televisión para explicar el ejercicio del sufragio. Se distribuirá material informativo como gacetillas y trípticos electorales. En la página web www.cne.gob.ve hay un módulo donde el elector al introducir su cédula podrá contar con la boleta electoral de su circunscripción. Puede imprimirse y llevarse el día de la votación. Además, se está difundiendo la brújula electoral. También hay un recuadro donde los electores pueden anotar a los candidatos, y así cuando vaya al evento electoral podrán llevar su chuleta.

¿Se permitirán las chuletas como en eventos anteriores?
No pueden llevar chuletas de partidos. Por ejemplo, si Acción Democrática hizo una y se la entregó a un militante, esa no está permitida. Deben ser hechas por los electores por iniciativa propia o usando los recursos prestados por el Consejo Nacional Electoral.

¿Se entregó a los partidos material de difusión, como las boletas no válidas?
Se les ha entregado a todos los partidos en todo el país. Se enviaron a las oficinas regionales y a cada uno de los partidos se les entregó las boletas no válidas. El CNE está estudiando la posibilidad de imprimir más. Una cantidad importante se está distribuyendo en las ferias, la idea es que todos los venezolanos electores tengan una boleta no válida.

Aunque no es ilegal que se use la imagen del Presidente o de gobernadores en la campaña, ¿no es una oferta engañosa?
Para mí es un compromiso opinar sobre la estrategia de cada comando de campaña. Por la naturaleza del cargo que ocupo no puedo calificar la estrategia de cada quien. El partido de Gobierno tiene sus estrategias de polarización donde el candidato se ve representado por las conclusiones del presidente de ese partido Hugo Chávez, Igualmente, la Mesa de Unidad tiene estrategia, amparados por una campaña: "para que coja mínimo" y de una Asamblea equilibrada, pero te repito, como rector no puedo opinar sobre esas estrategias. Tengo una opinión sobre las bondades y las desventajas de cada una de ellas y sobre los efectos que tienen en el elector cada una de ellas, pero es una visión privada.

El CNE solicitó la suspensión del Aló, Presidente, pero las cadenas siguen.
El CNE ha venido logrando que en cada una de las campañas electorales el programa dominical del Presidente sea suspendido hasta que concluya el evento electoral. En el caso de las cadenas, en particular he planteado en reiteradas oportunidades, y es una de las razones por las cuales no he votado a favor de la normativa de publicidad y propaganda, porque tiene cosas muy buenas, y cosas no tan buenas, entre otras, tiene carencias.
Vacíos. Se debería evitar la propaganda gubernamental en todos los terrenos. La cadena tiene un doble efecto, promuevo la obra de Gobierno y, aparte, me cojo la pantalla durante cuatro horas, 15 minutos, seis horas y dejo fuera del aire a todos los partidos y demás candidatos. Entonces promuevo mi propia obra de Gobierno, y al mismo tiempo, impido las críticas en esos horarios, y que se cubran los eventos y la propaganda de mis adversarios.
Por estas razones, considero que la cadena es una práctica comunicacional ventajista, y que desequilibra la contienda electoral. Para que una campaña sea justa y éticamente correcta desde el punto de vista de la equidad electoral, debe garantizar que los contendientes concurran al evento electoral en igualdad de condiciones.

Lo he dicho en reiteradas oportunidades, tenemos un sistema electoral del siglo XXI enmarcado en normativas y en comportamiento de campañas del siglo XIX. Vemos comportamientos como los de la viveza criolla y del ventajismo, sacamos provecho a cualquier oportunidad que tengamos en detrimento del oponente.